20 de noviembre de 2013

Estoy escuchando pop ochentero y preguntándome los misterios de la vida

Tal cual.

Yo no sé porque nos cuesta tanto creer en nosotrxs mismxs.

Cuando logras algo, nunca faltan lxs que te dicen: gracias a Dios!
Cuando estás en la espera, o vas a hacer algo: primero Dios. Si Dios quiere.

Bendito Dios. 


Eso. ¿Por qué?

¿No somos lo suficientemente capaces como para realizar cosas y que nos feliciten por nuestros logros? 

Igual y me estoy metiendo en contexto religioso. 

Igual y nada tiene sentido.

Igual y las horribles coreografías de Magneto y Locomía me hicieron escribir esto.



BAH.



Yo sé que hay hordas enteras de fans de Magneto y Locomía allá afuera, así que si eres unx de ellxs, es chorito el comentario.






La verdad, más de una vez he intentado bailar con abanicos Locomía style. 








Basta. 

No hay comentarios.: