24 de abril de 2011

Enrique

Así como el pan se ve mas lindo con mermelada de fresa, yo me veía muy bien con Enrique.

Bueno, que mas podía esperar, yo solamente era una niñata.

Pero creo que la amistad que tenía con Enrique era muy especial.

Yo corría y el me seguía, completamente desinteresado. El destrozaba las plantas de mi madre mientras ella le gritaba desde la ventana y yo reía. El me cantaba en el oído mientras yo tenía ganas de darle un golpe por haberme espantado de esa manera.

Después de todo, éramos solamente unos crios jugando en el patio de mi casa.

Ahora que analizo mi situación -varios años después- relaciones como esa ya no las hay hoy en día.

Enrique, Enrique, Enrique... es tan lejano, pero a la vez tan claro aquel momento en el que te separaste de mi para siempre.

Aquel terrible día, mi abuela (aquella mujer que aún hoy en día me sigue aterrando, a pesar de que ya no está en este mundo) irrumpió deliberadamente en mi hogar y brutalmente asesinó a Enrique.

De Enrique solo quedaron escasos restos en el bote de la basura y una mancha de sangre en el patio trasero que al poco rato se borró para siempre.

Mi abuela, triunfante, ese día comió pollo.

Mientras yo lloraba amargamente en mi cuarto.



Siempre te quise, Enrique.

14 de abril de 2011

Historias para surrar

Mi vecino tiene un gato. Blanco con tonos naranjas. O de tonos naranjas con manchas blancas. Depende como te lo quieras imaginar.

Nunca nos hemos llevado bien.

Me ve pasar, como con odio, sentado afuera de su casa, con esa pose tan maricona y soberbia. Es flaco pero de buen cabuz. Está muy cagado.

Antes trataba de acercarme pero el huía cobardemente.

Ahora me gruñe.

Está loco.

A veces se pasea por la barda de mi casa y lo veo desde mi cuarto y el se sienta y me observa. Y no dejamos de observarnos.

Salgo y el cobarde se va.

Hace unos días afuera de mi cuarto encontré un pájaro bebé muerto.

Creo que me ha declarado la guerra.








Eso o el calor me hace alucinar.

1 de abril de 2011

Joli Chit

Hoy es viernes. Mañana es sábado, y el día que le sigue es domingo.

OH NO REBECCA BLACK!

Como sea.

Veo aves volar en formación V de ataque hacia el centro de la ciudad, espero que eso signifique algo. De ser así, ahora tendría sentido el pajarillo que me embistió en la mañana que salí al patio...

Tengo una lista de cosas "raras" (así las consideran los demás cuando se las cuento y veo sus caras de ............ intenso) que me he propuesto a hacer antes de morir.

Algunas de ellas son:

- darles "nalgaditas" a las ancianas con billetes de lotería en las calles
- aventar pichones
- morder un jamón entero
- aventar y romper las cosas de un súper
- aventar verdura a un ventilador industrial

y así sucesivamente...

algunas ya las cumplí, como:

- acostarme en medio de una calle mientras los coches esperan pasar
- acosar a una mujer telefónicamente durante 1 año
- aventar huevos a los patios de los vecinos de mi abuela (la que no me quería)

y así....

y ya no hay más!

no hay más!

Después de todo nadie espera nada de un viernes sin planes y con un calor de la chingada, mucho menos una infame entrada de un blog mucho mas infame!

todos nos vamos a derretiiirrrrrr!!!!!!