9 de septiembre de 2011

Entrada patéticamente nada productiva y hasta cierto punto autodestructiva, o lo que es lo mismo, quiero escribir cualquier cosa con tal de publicar algo después de mucho tiempo de no hacerlo.

Ya son 3 semanas desde que volví a la univesidad. Sonaré como señora regordeta en plática de sobremesa pero, "ay como pasa el tiempo". Una como quiera comadre, pero ¡las criaturas!

Siempre, y supongo que es algo que les pasa a todos, siempre que comienzas un nuevo semestre, te dices a ti mismo, ahora si, con todo!.

Y 3 semanas después te das cuenta que sigues en la pendeja perdiendo el tiempo.

Y si, no voy a mentir, estoy perdiendo el tiempo, pero recordé algo de mi infancia (como suelo hacerlo y luego lo publico aquí) y ahora me dignaré después de ni siquiera meterme al blog y tenerlo abandonado, ah pero ya cambié el diseño, está guapo, que no? a publicar.

En aquellas épocas de abandono y supervivencia infantil, recuerdo que los pocos videojuegos que jugaba era siempre en casas ajenas. De mis primos o mis amiguitos. 

Hubo un tiempo en el que me traumé desquiciadamente con el age of empires. Lo jugaba en casa de mi tía, con mi sobrina 2 años menor que yo... y éramos unas MALDITAS ADICTAS. 

Luego, un día, llegué a casa de otra tía y mi prima me dijo: ¡vamos a jugar sims! y yo dije: ¿qué es eso? y nos fuimos saltando hacia la computadora a jugar sims. No, la verdad no recuerdo como es que comenzó todo, pero en un santiamén (amo como suena esta palabra haha) estabamos ya arranadas frente a la compu jugando con los mentados sims.

Y de hecho justo ahora en FB estoy traumada con los sims... versión redes sociales con su súper dinámica de vecinos, TE MALDIGO, FARMVILLE. ni al caso, pero hay que maldecir a farmville por.... salud mental. lo que me hace pensar, ¿cómo es posible que me enganche tan fácilmente en un juego tan bobo? lo que me hizo recordar, como pasábamos HORAS junto con mi prima jugando la primera versión de los sims.

O era la segunda? o alguna de sus miles de expansiones? BAH! que importa.

Ahora, recapitulemos.
Era, macabramente divertido, "matar" a los sims. Ya sea que se quemaran con los aparatos que explotaban mágicamente de repente, o que se ahogaran en la piscina, o que murieran de hambre o que los encerraras en una habitación sin nada y morian de... desesperación? hambre? suciedad? ...... y hablando de eso, me gustaba cuando se ponian en posición fetal a lamentarse de su pixelmente patética vida en manos de videojugadores CRUELES... como yo y MILES MÁS ALLÁ AFUERA.

También me gustaba cuando los sims muertos regresaban como fantasmas verdosos a acosar.....

O cuando un ladrón o la sirvienta robaba tu casa....

O cuando no le pagabas a la jardinera y esta te mandaba decir "RIEGA TUS PLANTAS, CARIÑO! (o algo parecido)

Y después de todo esto me sigo preguntando ¿por qué me volví adicta a los sims?

Pfff......



Algún día!


A dormir!

2 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Me viciaste a los Sims D: por cierto, ahora somos amigos alla, sin que te dieras cuenta y todo xD

かすみ-様 dijo...

hahahahaha Por belcebú, yo me volvi adicta al del celular hahahahaha NO MAMES!! hhahahaha y como ya te conte de esa experiencia lo omitire aquí xD
Ahora estoy de adicta en el facebook... y creo q me di cuenta q existia por tiii!! jajajaja y edivaldo q me habia mandado una solicitud antes que evidentemente ignore por completo xD
y lo más patetico es que esos jueguitos de facebook son como mezclas de todos los juegutos anteriorees y por haber!! D:
claro con ligerisiiimas modificaciones... nos vendemos por tan pocooo!! D:

palabra: herio