7 de octubre de 2009

Qué mierda quieres?

Más o menos como cuando de niño te preguntabas que vas a ser de grande. El problema es que yo nunca me pregunté eso, creo que vivo en etapas atradas hahaha... Nunca faltaba el tio, la tia, el primo grande, el amigo de tu papa, las amigas de tu mama, o alguien que te dijera ¿y tu que vas a ser cuando seas grande?, todavía ni terminabas de analizar la pregunta cuando luego luego te decian: doctor?, abogado?, algo?! aaah como me cagaba eso. A mi siempre me decían que tenía cara de doctora ( ... ) ni al caso.

Bueno el punto es que siempre estamos bajo la presión social. Ya sea de tus padres, tu familia, tus maestros, tus compañeros, amigos, vecinos, ya... la sociedá, pues.

Toda mi infancia y aún hoy en día siempre me la pasé soñando. O dibujando. O molestando niños. O jugando... pero jamás me gustó jugar eso de "yo soy la mamá y tu eres el papá", ni tampoco jugar con las barbies como si fueran una familia feliz o cosas asi cursis. Ni tampoco las muñecas, las odiaba, Menos a la comidita, y demás cosas que jugaban "las niñas normales". Siempre me gustó mas juntarme con niños que con niñas. Para mi era mas divertido platicar sobre el capitulo del día anterior de dragon ball, que sentarse con un montón de niñas a jugar a ser mamás. Era mas divertido jugar videojuegos con mi mejor amigo, que ir a la fiesta de té de las niñas del salón. Y así sucesivamente. Luego llegaban los reclamos, tanto de la familia "no te juntes con puros niños" y de las mocosas "por que te juntas con puros niños?". Con familia me refiero a mis tios y así, no hay quejas por parte de mis padres hahaha. Y yo, una niñita que ni sabía como defenderme me quedaba callada. Siempre les quise decir que yo me juntaba con quien yo quisiera, y siempre les quise decir a las niñas que se me hacian super ñoñas y por eso no me juntaba con ellas. Pero jamás les dije nada.

Por que mierda no te dejan ser?, de hecho creo que por eso siempre le llevo la contra a todos. Si me dicen que es rosa yo digo que es verde. Si me dicen que me quieren yo digo que los odio. Si dicen no yo sigo si. Y eso, obviamente no les agrada. Siempre tuve problemas con los maestros, decían que era un grosera, yo decía que no me entendían.

Pero a todo esto, no puedo negar que me encanta. El hecho de llevarle la contra a alguien es algo genial, por lo menos para mi. Cuando la gente me dice loca a manera de hacerme sentir mal, no pueden hacer sentirme mejor. Mi respuesta es que destaco por mi locura, y no como todos que son iguales. Eso les da aún más coraje.

Y hablando en serio. Creo que todos deveríamos de quitarnos los prejuicios y respetar a los demás. Dejar de presionar. A mi me da igual si tengo amigos gordos, flacos, gays, lesbianas, reservados, extraños, feos, bonitos, inadaptados, hiperactivos o lo que sea. Yo los respeto y no los ando presionando con pendejadas, como lo podría hacer cualquiera. Así que si en verdad queremos cambiar a esa masa de gente que todos le tememos llamada sociedad, tenemos que empezar el cambio nosotros mismos.

4 comentarios:

Alberto dijo...

Ah solo dire que....

Asi somos XD

Como dices no queda mas que aceptarnos los unos a los otros...unos castrosos, unos sentidos, unos bipolares...pero al final todos humanos...jajajaja

かすみ-様 dijo...

"La gente normal es rara"

ske... sii!!! era más divertido jugar con los niños q con las niñas!
a menos q fueran igual de "raras" q uno mismo :D
la sociedad nunk cambiara, xke teme a lo desconocido, s x eso q no se arriesga a conocer!
x eso... si algo no cuadra a su vida "normal" es algo q debe ser expulsado rapidamente! ¬¬

crack! amo tus post!!!!!

Andy tdh dijo...

Loca! Jajajajajaja sólo tengo una pregunta... entonces Viri sí es (fue) tu amiga? Digo, como el resto (me incluyo pero no al grado de Viri XD), raros... jajajaja

Al Azazel dijo...

Y respecto a tu post siguiente también: sí que puedes y estas haciendo algo por cambiar tu entorno: al menos liberando toda esa indignación y hiel... Vaya, si no los cambias para la paz, por lo menos los harás pensar un poco, eso seguro (y acaso, si no son tan perezosos, hasta ejerciten su "sentido común"); pero si ni eso pasa, pues bueno, al menos es una experiencia halagadora y consoladora encontrar a gente tan rara y "extravagante" en esta red, como uno mismo, bueno, eso me pasa mí cuando leo tu blog, cada vez más desgarrador y colérico, pero por eso me gusta más :D

Uff... algún día contaré también mis traumas infantiles, y sobre todo los de púber que fueron los más... por ahora sólo diré que yo tampoco fui un niño normal: ¡yo sí jugaba con muñecas! jaja, bueno, si "jugar" era recoger del bote de la basura las barbies degolladas de mi prima que su hermano arruinaba, y no porque me divirtiera jugar a la casita, sino porque tenía vocación de sastre, jaa... lo cual me gano muchas críticas, sobre todo del abuelo que se quejaba de la "mariconería", bueno eso decía él, que a mis tías les hacía gracia, decían que de grande sería modisto o sastre, pero ya ven que ni eso, jaa, no sé cómo pero llegue a hacerme de otras frívolas aficiones...

Bueno, no quiero aburrirte con tanta letra, ojalá y haya la oportunidad de tomarse un té o cerveza y platicar un día de estos... Por ahora has de perdonar que haya demorado tanto en contestar, jee, es que ni me había acercado casi a este lugar y tampoco se me ocurría nada coherente para decir...

Hey ¡y tanto que he visto la película de "Cuando el destino nos alcance", es excelente!: curiosamente siempre me viene a la mente cuando me pongo de 'talante' apocalíptico, y es que me parece siempre vigente, pues a pesar de ser vieja nos muestra un futuro siempre futuro, y sin embargo, tan acechador...

Un saludo desde el "verso para no-niños perversos" ;) Buena vibra.